jueves, 16 de febrero de 2017

INDIGNA A LA IGLESIA CATÓLICA DE SAN LUIS POTOSÍ, “LA INACCIÓN DEL GOBIERNO, ANTE LA OLA DE VIOLENCIA E INSEGURIDAD, QUE HA DESTADO, SIN TREGUA, EL CRIMEN ORGANIZADO”

NOTICIAS EN LA CABECERA 2390
INDIGNA A LA IGLESIA CATÓLICA DE SAN LUIS POTOSÍ, “LA INACCIÓN DEL GOBIERNO, ANTE LA OLA DE VIOLENCIA E INSEGURIDAD, QUE HA DESTADO, SIN TREGUA, EL CRIMEN ORGANIZADO”
●   Indicó que actualmente se vive una guerra de grupos que disputan plazas y es sin más ni menos, el crimen organizado, que no es esporádico y que lamentablemente es fruto de una sociedad en la que se han desvanecido los valores principalmente, sin embargo, hay mucha indignación social debido a que se llevan a inocentes entre sus acciones.
●   “Deploramos como Iglesia que en todos los crímenes hay muchos inocentes que están siendo atacados, ya no solo es la guerra entre grupos criminales, sino ahora se afecta a la sociedad con olas de robos en todos los lugares, se oye de asaltos, secuestros y esto solo es entre grupos criminales, sino que se toman como víctimas las personas inocentes, las mujeres han recibido mucha violencia en las calles”, expuso Moreno Aguirre.
San Luis Potosí, México. 16 | 02 | 2017 | (CDN) ● Ante la ola de violencia e inseguridad que se sigue registrando en todo el territorio potosinos, el Vicario General de la Iglesia Católica en San Luis Potosí, Benjamín Moreno Aguirre, lamentó la inacción que han demostrado las autoridades locales para resolver el problema y excusarse en que son hechos aislados cuando, en realidad, esta situación afecta de manera considerable a la sociedad civil en general sin dar tregua y aniquilando los sueños y aspiraciones de las familias potosinas.
Urge que el gobierno busque los medios que se requieren para afrontar la escalada de violencia que llena de terror a la sociedad.
Moreno Aguirre lamentó, entre otras cosas, la muerte del médico Gustavo Meza, secuestrado y ejecutado el fin de semana pasado en el municipio de Tamazunchale, quien era familiar del vocero de la Arquidiócesis, Juan Jesús Priego Rivera.
Dijo que es más que claro que la delincuencia organizada no se limita a hechos aislados, como quieren hacer creer las autoridades, ni afecta únicamente a las personas que tienen nexos directos con las redes criminales, sino que cualquier persona puede ser víctima de estos sucesos, pero el Gobierno se empeña en negar la verdad.
El vicario católico aseguró que el Gobierno se está centrando en atender puntos como las relaciones con Estados Unidos, tema que ha desviado la atención de otros asuntos que, también, tienen vital importancia, como lo es la seguridad pública y el bienestar de la ciudadanía, sin embargo, insistió en que es por demás indignante la inacción que queda al descubierto al no atender ni dar solución a la grave crisis generada por la inseguridad, la delincuencia y el crimen organizado en todo San Luis Potosí.
Exhortó a las autoridades correspondientes a ponerse a trabajar e implementar las medidas necesarias para revertir el clima de muerte y delito que persiste en todos los municipios del estado.
Indicó que actualmente se vive una guerra de grupos que disputan plazas y es sin más ni menos, el crimen organizado, que no es esporádico y que lamentablemente es fruto de una sociedad en la que se han desvanecido los valores principalmente, sin embargo, hay mucha indignación social debido a que se llevan a inocentes entre sus acciones.
“Deploramos como Iglesia que en todos los crímenes hay muchos inocentes que están siendo atacados, ya no solo es la guerra entre grupos criminales, sino ahora se afecta a la sociedad con olas de robos en todos los lugares, se oye de asaltos, secuestros y esto solo es entre grupos criminales, sino que se toman como víctimas las personas inocentes, las mujeres han recibido mucha violencia en las calles”, expuso Moreno Aguirre.
Señaló que hay una gran indignación de parte de las autoridades eclesiásticas, por las desgracias que provocan los acontecimientos criminales y violentos, asegurando que la delincuencia parece no tener treguas y es por ello que de buenas a primeras acaba con todo.